Viernes 1 de enero de 2016, 12:00 hrs.
facebook    twitter   facebook

15/12/2015 - 892
Aprueban diputados la creación del Centro Estatal de Trasplantes
La LXI Legislatura también avaló cambios al Código Civil para proteger a los menores del síndrome de alienación parental

La LXI Legislatura aprobó reformas y adiciones a la Ley de Salud del Estado de Tabasco a través de lo cual se crea el Centro Estatal de Trasplantes y se prevé la difusión de la cultura de la donación de órganos.
 
Avalado en lo general y lo particular con 32 votos a favor y cero en contra, el dictamen emitido por la Comisión Orgánica de Salud Pública también contempla la creación del Registro Estatal de Trasplantes, como la entidad dependiente del Centro Estatal que recabará toda la información relativa a donadores y receptores de órganos, tejidos y células.
 
El Registro Estatal, que tendrá carácter de confidencial, también recopilará fechas en que se realicen los trasplantes; establecimientos autorizados; profesionistas capacitados y, en general, el sistema de correlación interinstitucional en la materia.
 
A su vez, el Centro Estatal de Trasplantes será un órgano desconcentrado de la administración pública estatal dependiente de la Secretaría de Salud, cuyo titular será un director general nombrado y removido libremente por el Gobernador del Estado, previo cumplimiento de los requisitos previstos en la Ley de Salud Estatal.
 
Sobre el tema, el diputado Andrés Cáceres Álvarez agradeció en tribuna a los diputados por la aprobación de los cambios a la Ley de Salud y, al destacar que ahora el Centro Estatal de Trasplantes es una realidad, dijo que lo que siempre cuenta son las acciones tangibles que van en beneficio del pueblo de Tabasco.
 
Por otra parte, el pleno del Congreso también aprobó en lo general y lo particular, con 32 votos a favor y cero en contra, un dictamen por el que se reforman, adicionan y derogan diversos artículos del Código Civil para el Estado de Tabasco.
 
De manera específica los diputados avalaron cambios legales para proteger a los menores del síndrome de alienación parental que, de acuerdo con el dictamen emanado de la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales,  es una alteración que surge durante las disputas por la custodia de un hijo, denigrando a la contraparte para que el niño o niña tenga preferencia por alguno de sus progenitores.
 
El documento precisa que el síndrome de alienación parental causa un daño grave en el normal desarrollo y la estructura de la personalidad de los menores, por lo que los cabios al Código Civil tienen el objeto de establecer medidas para salvaguardar el interés superior del menor y evitar que los padres desarrollen conductas de alienación parental que vayan en detrimento del o los infantes.
 
Con la aprobación del dictamen, ahora el artículo 265 del Código Civil del Estado dice específicamente que en tanto se decrete el divorcio y posterior a éste, los padres evitarán cualquier acto de presión o manipulación hacia los hijos, encaminado a destruir los vínculos afectivos con el padre o la madre.
 
En tanto, en el artículo 281 se indica que quienes ejerzan la patria potestad deben permitir el acercamiento constante de los menores con sus ascendientes, salvo causa justificada y por razones de seguridad de los menores. En consecuencia, evitarán cualquier acto de alienación parental.